jueves, 24 de septiembre de 2015

Nos va a arder la garganta cuando venga el frío y no nos queden besos.

Nos va a arder la garganta cuando venga el frío y no nos queden besos.
Mientras se muevan las manillas del reloj lo seguiré intentando.
Juzgamos y nos burlamos de todo lo diferente, de lo que no entendemos. Por miedo o incomprensión, quiero creer.

Enlace permanente de imagen incrustada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada