jueves, 19 de noviembre de 2015

Para mí, no hay alegría sin libertad

Mi para, no hay pecado alegría libertad

Mi para, no hay pecado alegría libertad

y la libertad no nos es dada por nadie. DEBEMOS cultivarla NOSOTROS Mismos. De Cuando hablo de libertad, quiero Decir libre de las aflicciones, de la cólera, de la ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada