jueves, 18 de agosto de 2016

Evangelio y comentarios al Evangelio Lc 13, 22-30.

Amigas y amigos:
Ponemos el foco en unas desacertadas declaraciones de obispos españoles, que insisten en remar en sentido contrario al rumbo que marca Francisco. Es hora de dejar atrás esa lectura literal y fundamentalista de la Escrituras. Podéis leer al respecto el artículo de Benjamín Forcano y la sección de Noticias de Alcance.
Volvemos a recordar que ya está disponible el programa del Congreso de Teología, que se celebra todos los años en septiembre, con el título: «Migrantes, refugiados y fronteras. De la exclusión a la hospitalidad». Más información en el Tablón de anuncios.
Evangelio y comentarios al Evangelio
Lc 13, 22-30Camino de la ciudad de Jerusalén enseñaba en los pueblos y aldeas que iba atravesando.
Vicente Martínez: Un Reino sin aduanasJesús anuncia barra libre en ese Reino: de norte a sur, de oriente a occidente. Pero la misericordia de Dios es humo de paja si no se enciende en el hogar humano.
José Luis Sicre: Cuántos, cómo y quiénes se salvanAnte la evidencia de que ladrones y asesinos suelen vivir felizmente, mientras los pobres mueren en la miseria, algunos grupos religiosos, como los fariseos y los esenios, trasladaron el premio y el castigo a la otra vida, para salvar la justicia divina.
Fray Marcos: Si “alguien” quiere pasar, la puerta se cierra. Nuestro esfuerzo tiene que ir encaminado a descubrir que somos “nadie”. En ese instante ya estás del otro lado.
José Antonio Pagola: No todo vale¿No está Jesús abriendo el camino hacia una relajación religiosa y moral inaceptable?
Carmen Soto: Comprometerse. Las palabras y las acciones de Jesús generaban mucha expectación entre la gente de aldeas y ciudades por las que pasaba, pero seguirle y comprometerse con su misión era otra cosa muy diferente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada