jueves, 1 de septiembre de 2016

Evangelio y comentarios al Evangelio Lc 14, 25-33.

Amigas y amigos:
No es difícil ver diferencias entre nuestra Iglesia y el Reino que anunciaba Jesús. Lo complicado es encontrar ese camino para reducir las distancias. Hombres y mujeres; sacerdotes, religiosos y laicos; Tantas distinciones no concuerdan con la igualdad evangélica. Publicamos hoy varios artículos con aportaciones prácticas en este sentido, como el de José María Álvarez o el de Xabier Pikaza.
A una semana de que comience el Congreso de Teología de Madrid, recordamos el enlace al programa en el Tablón de anuncios 
Evangelio y comentarios al Evangelio
Lc 14, 25-33Lo acompañaban por el camino grandes multitudes.
Vicente Martínez: Nueva sabiduría. Un camino -un Tao- que cada persona debe elegir y realizar desde dentro. Lo que Jesús demanda es el no apego a los bienes materiales, a las ideas, pensamientos y sentimientos que aprisionan.
José Luis Sicre: Anti-campaña electoralEl político que comenzase su campaña electoral prometiendo bajar los salarios, subir los impuestos y aumentar el paro, difícilmente despertaría mucho entusiasmo. Es lógico es pensar que Jesús, poniendo esas condiciones, se quedaría sin un solo discípulos.
Fray Marcos: Seguimos buscamos seguridades para potenciar el egoEstamos en las antípodas del evangelio. Es el ego lo que nos interesa.
José Antonio Pagola: Realismo responsableSería una grave irresponsabilidad vivir hoy como discípulos de Jesús, que no saben lo que quieren, ni a dónde pretenden llegar, ni con qué medios han de trabajar.
Dolores Aleixandre: Sentarse y calcularSeguir a Jesús es una tarea de construcción y para eso hay que estudiar los medios necesarios y prever resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada