miércoles, 21 de septiembre de 2016

Evangelio y comentarios al Evangelio Lc 16, 19-31

Amigas y amigos:
El evangelio de esta semana vuelve a tratar el tema de las riquezas con el ejemplo del rico Epulón y el pobre Lázaro. Hay muchos aspectos de la riqueza que pueden ser injustos o nocivos, pero en esta parábola se critica la indiferencia ante el sufrimiento del que está próximo. Jesús nos previene contra esa tendencia a evitar que los problemas ajenos perturben nuestra burbuja de confort.
Y ya estamos en la recta final para apuntarse a las II Jornadas EFFA, del 30 de septiembre al 2 de octubre. Tendremos la suerte de aprender de maestras y maestros de la talla de Silvia Martínez Cano, Juan José Tamayo o Andrés Torres Queiruga. En el tablón de anuncios tenéis el programa.
Evangelio y comentarios al Evangelio
Lc 16, 19-31Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino, y banqueteaba todos los días espléndidamente.
Vicente Martínez: El Evangelio, brújula de la Iglesia.Brújula debe ser para orientar la vida errante de sus fieles, y timón que no permita la desorientación de su destino.
José Luis Sicre: Los zapatos de SusanaLa parábola del rico y Lázaro, exclusiva del evangelio de Lucas, se inspira en un texto del profeta Amós, elegido este domingo como primera lectura.
Fray Marcos: Epulón y LázaroNadie te exigirá salvar el mundo pero a tu puerta siempre habrá un lázaro; descúbrelo, asístelo y estarás construyendo un mundo más humano.
José Antonio Pagola: No ignorar al que sufreEl contraste entre los dos protagonistas de la parábola es trágico. 
Dolores López Guzmán: Hombre rico, hombre pobre.Una escena que revuelve el corazón porque nos coloca ante una realidad presente en nuestro mundo: el abismo entre ricos y pobres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada