martes, 11 de octubre de 2016

Hacía falta una prueba para entrar al maquis: la suya fue robar un copón «con lo que hubiera dentro»

«Relatos auténticos del maquis»: la tradición oral de un periodo oscuro de la postguerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada